domingo, octubre 09, 2011

Sistema? Nacional? Integrado? de Salud???

Compartimos esta historia de la realidad cotidiana de la asistencia para reflexionar. Esto "nos" pasa todos los días, pero cuando golpea cerca lo hacemos mas consciente.

Mujer joven, 23 años, apendicectomizada, consulta en emergencia de mutualista por dolor abdominal y fiebre. Paga la orden de atención ($450) en urgencia e inicia el periplo aproximadamente a las 12 del mediodía.

Constatan leucocitosis de 20.000.
Hacen una ecografía abdominal para la cual debe pagar previamente un ticket de 460 pesos.
Como persisten dudas diagnósticas le piden una transvaginal, que debe pagar a 630 pesos y esperar hasta 2 horas a que venga el técnico a realizarla. Mientras tanto le niegan calmante "para no enmascarar la sintomatología." 


La escena transcurre en la sala de espera de ginecología de emergencia porque no hay cama disponible en el servicio de puerta.
La transvaginal resulta normal, pero igual el diagnóstico conlcuye en "infección en el útero" según relato de su acompañante que también cuenta que la joven tiene control ginecológico normal hace un mes y no tiene relaciones sexuales hace 8 meses.

A distancia no podemos dudar con fundamento ni confirmar el diagnóstico, pero podemos cuestionar el proceso diagnóstico, y denunciar este sistema, de copago? de tasa moderadora? (moderadora de qué con una paciente que está en pleno proceso de atención y con dolor?). Cómo llamar a un pago que se exige en cada paso de la atención de una persona evidentemente enferma?

Si eso es grave, más lo es si se concluye en la duda sobre la pertinencia de la indicación del estudio paraclínico. El diagnóstico de la endometritis y de la endomiometritis es básicamente clínico. Basta un par de guantes, a lo sumo dos pares, más el tiempo y la dedicación para la observación y para sentarse al lado de la cama a realizar una buena historia clínica, escuchar y tocar a la paciente, intentar descifrar los síntomas y signos.

Pareciera que no estamos tan cerca del sistema de salud que queremos, ni que la salud fuera un derecho.

Por lo pronto, en algunos sitios se requiere llegar con bastante más de 1000 pesos en la cartera para acceder al derecho (la joven de esta historia tuvo que pedir auxilio y alguien tuvo que acudir al lugar con dinero para que pudiera continuar la asistencia).

La joven quedó internada. Por ahora parece que eso es "gratis".

Uno diría que no sólo en asse hay problemas.

(continuará)