viernes, diciembre 02, 2011

Ivan Ilich/Reaprendiendo a depender del prójimo


Ivan Illich (4 de setiembre 1926 Viena- 2 de diciembre 2002 Bremen). 

Pensador polifacético, encasillado o catalogado por algunos como anarquista, austríaco de nacimiento. Su actividad y vida se desarrolló en muchos países (Austria, Italia, Estados Unidos, Puerto Rico, Mexico, Alemania).

Sus obras "polémicas" para el stablishment son consideradas referenciales y unidas al surgimiento de movimientos sociales; ambientalistas, minorías, luchadores por la equidad.

Estudió Histología y se graduó con honores en Cristalografía en la Universidad de Florencia. Posteriormente también se graduó con honores en teología y filosofía en la Pontificia Gregoriana de Roma.

Fue desahuciado por los médicos al nacer. En los 80 se le diagnosticó una patología tumoral maligna y se le dio una esperanza de vida de unos meses. Llegó a sobrevivir 20 años mas a pesar de no aceptar tratamiento con métodos de la medicina occidental. Se hizo cargo él mismo de su enfermedad.

Su obra mas destacada como aporte a la reflexión de la acción del sistema y el poder médico y la medicalización como herramienta de alienación y control social es "Némesis Médica". Su producción en obras de todos modos es extensa en temas, contenidos y profundidad. Aconsejo a los colegas un paseo por Némesis Medica.

Sin embargo el mayor aporte para nuestro Uruguay de hoy sea sus obra orientada a criticar la escolarización ritual en occidente. Vease: "La Sociedad Desescolarizada"

Algunas frases del autor: 

"Salud" es, después de todo, una palabra cotidiana que se usa para designar la intensidad con que los individuos hacen frente a sus estados internos y sus condiciones ambientales. 

Con la escolaridad no se fomenta ni el deber ni la justicia porque los educadores insisten en aunar la instrucción y la certificación. El aprendizaje y la asignación de funciones sociales se funden en la escolarización. Y no obstante, aprender significa adquirir una nueva habilidad o entendimiento, mientras la promoción depende de la opinión que otros se hayan formado. El aprender es con frecuencia el resultado de una instrucción, pero el ser elegido para una función o categoría en el mercado del trabajo depende cada vez más sólo del tiempo que se ha asistido a un centro de instrucción.

No podemos iniciar una reforma de la educación a menos que entendamos primero que ni el aprendizaje individual ni la igualdad social pueden acrecentarse mediante el ritual de la escolarización. No podremos ir más allá de la sociedad de consumo a menos que entendamos primero que las escuelas públicas obligatorias reproducen inevitablemente dicha sociedad, independientemente de lo que se enseñe en ellas.


Tras un siglo de perseguir la utopía médica, y contrariamente a la actual sabiduría convencional, los servicios médicos no han tenido un efecto importante en producir los cambios ocurridos en la expectativa de vida. En gran medida, la asistencia clínica contemporánea es incidental a la cura de la enfermedad, pero el daño causado por la medicina a la salud de individuos y poblaciones resulta muy significativo. Estos hechos son obvios, están bien documentados y son objeto de fuerte represión. 



El hombre reencontrará la felicidad de la sobriedad y de la austeridad reaprendiendo a depender del prójimo, en lugar de hacerse esclavo de la energía y de la burocracia todo-poderosa.

HmP