jueves, octubre 22, 2015

Un DÍA LIBRE DE CRIBADOS


Un día sin cintas / Un día de tregua
"Por un día libre de cintas, por un día de reflexión libre de cribados"

Proponemos buscar una fecha, para que el Movimiento de la Prevención Cuaternaria, llame a la reflexión de las personas, de los equipos de salud, de los salubristas, de los políticos, sobre los pros y contras de los cribados.
Será un Día libre de humos industriales.

El persistente embate de la visión cuasi mecanicicsta de que todo cáncer puede encontrarse a tiempo y tratarse para evitar la muerte es una falacia peligrosa. Es peligrosa en si misma porque no admite otras enfoques y otras perspectivas científicas, o de corrientes de pensamiento no positivista. Aún mas peligrosa porque está naturalizada en la sociedad. Este hecho permite, que embanderadas en la defensa de la "prevención" (entre comillas), organizaciones e instituciones proceden de acuerdo a su intencionalidad premeditada y por tanto nos someten a manipulación.
Igual de equivocada y dañina es esta manipulación cuando proviene o se fundamenta en buenas intenciones (de las que está pavimentado el camino al cielo o al infierno),  que cuando es promovida por el lucro. En este último caso es además de dañina es indigna (se ríe de los mas débiles) y lleva a despilfarro de recursos en este mundo finito.
Por estos motivos y muchos mas, no celebro ni acompaño los días "D" (día de la prevención de tal o cual cáncer), en su lugar dedico mis esfuerzos en intentar buscar algo de luz donde no la hay, para procurar no andar a tientas.

Miguel Pizzanelli

Basta de cintas...
Muchos de los procedimientos de cribado que se proponen en estos días de cintas de colores no están debidamente avalados y sostenidos por evidencia. Muchos están fuertemente desaconsejados (cáncer de próstata, tiroides y ovario por ejemplo) y otros están en proceso de revisión o existe controversia (cáncer de mama).

                                        ¿El día "D" lo pensamos en función a las personas
o por el orgullo de resaltar lo que hace el 
sector médico cuando pretende darse "bombo"
porque cree que "salva vidas"?
O de otra forma: ¿ no sera que tiene mucho de 
poder médico hegemónico y de paternalismo mesiánico?
 ¿Es una práctica de autocomplacencia
y refuerzo de la idolatría y vanidad médica?

agradecemos la imgen a Karin Kopitowsky