miércoles, mayo 04, 2016

¡No acepto regalos de visitadores médicos! ¿Por qué?

Arte urbano / San José de Costa Rica / Mural abril 2016
foto del editor
Existe suficiente conocimiento acumulado ya sea a través de la experiencia, ya sea a través de evidencia existente, para afirmar con certeza, que la industria de los bienes de consumo del sector salud, presiona a los profesionales por medio de diferentes estrategias para promover sus productos.Y además lo hace con éxito.

Por mi parte no recibo visitadores médicos en mi consulta. Y les explico las razones sin demorar a mis pacientes.Y si es necesario les invito a tomar un café, que propongo pagar yo, fuera del consultorio para exponer mis razones. Pero ninguno ha aceptado aún.
Tampoco acepto regalos ni financiación de investigación por parte de la industria de fármacos, tecnología o de ninguna vinculada a proveer insumos para la salud.

Tengo una declaración impresa que explica sobre mi formación, mis publicaciones, mis preferencias y mis principios. Suelo entregarla a los pacientes una vez que quieren saber algo de mi o cuando les conozco en la segunda o tercera consulta.

Busco información por mi cuenta y trato de consultar todas las fuentes posibles, analizando la evidencia de acuerdo a la calidad metodológica y analizo a conciencia los conflictos de intereses de los autores. Dime con quien andas y te diré quien eres. Dime como te han financiado y quien, entonces interpretare de un modo y si tu investigación es realizada a través de fondos públicos o por medios independientes, la veré de otro modo.

Es que como prescriptores cada vez que ponemos una firma en una receta o en la solicitud de un procedimiento lo que estamos haciendo, seamos conscientes o no, es desviar recursos desde un determinado fondo, habitualmente recursos de los contribuyentes, hacia la cuenta de la empresa que vende el insumo o el servicio. Si esto lo realizamos de un modo racional, eficiente, en beneficio de la persona que tenemos delante, habremos cumplido la tarea a conciencia. Por el contrario, si no somos plenamente conscientes de toda la complejidad, intereses y presiones, que hay detrás de poner esa firma, estaremos siendo irresponsables o actuando de un modo nihilista o cuando menos pueril e inocente. Y ser inocente en este caso es caso sinónimo de irresponsable.


Comparto algunos materiales para reflexionar :
http://www.nogracias.eu/2015/05/23/reconstruyendo-las-relaciones-entre-medicina-e-industria/

http://www.180.com.uy/articulo/40003_Conflicto-de-interes-en-la-medicina-Yo-con-etica-no-como


http://healthjournalism.org/blog/2013/03/pharmaceutical-industry-influence-starts-with-the-doctors-prescribing-pen/

http://apps.who.int/medicinedocs/pdf/s8109e/s8109e.pdf

http://www.180.com.uy/articulo/54891_medicos-deben-declarar-conflicto-de-interes-a-pacientes

http://apps.who.int/medicinedocs/es/d/Js8109e/9.html

http://www.nuevatribuna.es/articulo/sanidad/enfermedad-negocio-industria-farmaceutica/20150302105350113131.html

http://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-factores-que-influyen-prescripcion-farmacologica-14925