miércoles, junio 01, 2011

Nueva (no novedosa), evidencia sobre rastreo de cáncer de próstata


Reafirmo lo publicado en este blog en nota del 5 de abril de 2011:

http://estancambiandolostiempos.blogspot.com/2011/04/y-todos-me-apuntan-con-el-dedo-salvo.html

con lo publicado en www.evidencia.org , en el portal argentino, Fundación MF.

El ensayo sueco de Gotebord el menta-análisis de Djulbegovic y col y una actualización de 2009 del meta-análisis Cochrane, son considerados en este meta-analisis.
Entre las conclusiones que se obtiene de esta mirada a datos obtenidos de mas de 300.000 (casi nada) pacientes reclutados se encuentra por ejemplo:
 
Queda confirmada la recomendación en contra de los rastreos en población mayor de 75 años.

Agrego yo: para screening de próstata, ni dedo ni sangre. Siga usted haciendo clínica.
El editor/MPizzanelli

Conclusiones de los autores

Hay suficiente evidencia como para afirmar que el rastreo no mejora la mortalidad global. Con más de 300.000 pacientes reclutados y un estrecho intervalo de confianza en torno del riesgo relativo igual a uno, es improbable que nuevos estudios, aun con gran tamaño muestral modifiquen este robusto resultado.

Sin embargo, continúa habiendo insuficiente evidencia como para apoyar o rechazar el rastreo respecto de su efecto sobre la mortalidad por CP. Aunque las diferencias continúan siendo estadísticamente no significativas no puede descartarse una reducción de la misma. Hasta es probable que se alcance un efecto de alrededor del 10% de reducción de muerte por CP con la publicación de los nuevos ensayos o la extensión en el seguimiento de los mismos. 

Vale destacar que este (todavía potencial) beneficio se obtendría pagando el precio, ya confirmado, de resultados falsos positivos, biopsias innecesarias, aumento de la ansiedad y lo que es más grave aún, un substancial sobrediagnóstico (diagnóstico de CP que no tendrán consecuencias en la salud) con las consecuentes intervenciones y frecuentes complicaciones terapéuticas que se evitarían sin el rastreo. Siguiendo con este punto, se estima que el nivel de sobrediagnóstico puede oscilar entre un 25%2, 6 y hasta más del 70% en el estudio ERSPC5.

Queda reforzada la reciente recomendación en contra del rastreo de cáncer prostático a partir de los 75 años. De hecho en el estudio ERSPC5, cuando el rastro se iniciaba entre los 69 y 74 años, se apreció una tendencia estadísticamente no significativa, a mayor mortalidad de CP en el grupo rastreo.
El rol del tacto rectal es aun más cuestionable, por sus peores características operativas y porque se desconoce su efecto adicional o en reemplazo del PSA. 

Nuestra postura es hacia propiciar la toma de decisión compartida entre el médico y el paciente sobre el rastreo con PSA, facilitada en lo posible por materiales apropiados de educación para el paciente, tal como lo recomiendan la mayoría de las guías.
Recibido el 15/11/10 y aceptado el 28/11/10.

PD:¡ saquen por favor al PSA como una recomendación preventiva en población sana hasta que haya nueva evidencia disponible!
MPiZZaNeLLi