domingo, abril 08, 2012

La mejor prevención posible consiste en evitar excesos de prevención.


Sierra de las Animas/Abril 2012, foto del autor

Una caminata entre amigos da para charlar de todo.

Subiendo la Sierra, luego de un breve cruce de comentarios, con una amiga, le dije que no llevara a ningún médico ese resultado que mostraba el "colesterol un poco alto".

Le comenté que la mayor parte de mis colegas intentarían suministrarle un fármaco para reducir colesterol sin que esto tuviese sustento ni evidencia de mejorar la sobrevida de las personas sanas con bajo riesgo cardiovascular. 
Para mi alivio, ella me comentó que no lo tenía planeado, sino que lo que intentaba hacer era bajar unos kilos que había acumulado, mantenerse activa y seguir alguna recomendación para comer mejor, con lo que estuve totalmente de acuerdo.

Agrego que mi amiga luce muy bien a final de su cuarta decada de vida, que no fuma, no tiene sobrepeso, tiene cifras normales de tensión arterial, sus padres tienen mas de 80 sin enfermedad cardiovascular, por lo tanto es una perfecta adulta SANA.
Este enlace nos lleva a una nota de hoy en the Independent, en la que Margaret Mac Cartney que es GP, médico generalista o de familia si ustedes quieren, nos comenta porque no realiza estudios de screening. 
Margaret Mac Cartney
El desarrollo de su pensamiento a propósito del asunto está disponible en su libro de reciente publicación "The Patient Paradox"

Cito aquí un párrafo justamente sobre el colesterol: 

"Para una persona sin enfermedad cardiovascular, el uso de estatinas durante un período de 5 años disminuye 1 en 60 las chances de padecer un ataque al corazón. Sin embargo existe un riesgo de 1 en 167 de desarrollar diabetes debido al uso de estos mismos fármacos. Con este balance de riesgo beneficio prefiero no tomar estas pastillas por el resto de mi vida".

En nuestra caminata de 6 horas por cañadas, montes y quebradas no pude explicarle con detalle porque le pedía que no se "medicalizara". Espero la nota que enlazo pueda arrojar luz al asunto. Confieso que me quedé muy inquieto luego que regresé por no haber sido mas explícito en mis argumentos. Todo por evitar hablar de trabajo en el fin de semana y por no pecar de exceso de vehemencia.

La mejor prevención posible consiste en evitar excesos de prevención.

HmP