jueves, febrero 21, 2013

Cribado cáncer de mama / un poco mas de luz

hace falta un poco mas de luz en el asunto
Estas dos publicaciones recientes (noviembre 2012 y febrero 2013), muestran diferentes enfoques pero semejantes conclusiones sobre lo inefectivos que están resultado los programas masivos de cribado de cáncer de mama.

Analistas internacionales se sorprenden de la situación "única en el mundo" de Uruguay, respecto a la obligatoriedad de realizarse mamografías cada dos años, para las mujeres entre 40 y 59 años.
Esta situación ocurre debido a la reglamentación vigente (Decreto 571/006 y Ordenanza Ministerial 402) . Este decreto y sus reglamentaciones obliga a las mujeres trabajadoras a la realización del carné de salud como instrumento de promoción de salud y diagnóstico oportuno. Esto implica, entre otras intervenciones la realización de mamografías sin solicitar consentimiento informado de las pacientes.

La revisión de esta normativa a la luz de la evidencia actual se hace necesaria. Lo mismo puede plantearse para la obligatoriedad en la realización de ecografía de cadera a todos los lactantes (meta asistencial). Los programas de cribado de luxación congénita de cadera por medio de realización de ecografía, se han dejado de lado en varios países.



Effect of Three Decades of Screening Mammography on Breast-Cancer Incidence

Archie Bleyer, M.D., and H. Gilbert Welch, M.D., M.P.H.
N Engl J Med 2012; 367:1998-2005November 22, 2012DOI: 10.1056/NEJMoa1206809

Conclusions 
Despite substantial increases in the number of cases of early-stage breast cancer detected, screening mammography has only marginally reduced the rate at which women present with advanced cancer. Although it is not certain which women have been affected, the imbalance suggests that there is substantial overdiagnosis, accounting for nearly a third of all newly diagnosed breast cancers, and that screening is having, at best, only a small effect on the rate of death from breast cancer.

A pesar de un aumento sustancial del número de casos de cáncer de mama detectados en etapa temprana, la mamografía ha reducido sólo marginalmente la proporción de mujeres que presentan con cáncer avanzado. Aunque no es cierto que las mujeres han sido afectadas, este desequilibrio sugiere que hay considerable exceso de diagnóstico (sobre diagnóstico), lo que representa casi un tercio de todos los cánceres de mama recién diagnosticados, y que el cribado tiene en el mejor de los casos, sólo un pequeño efecto en la tasa de muerte por cáncer de mama.


The Cost of Breast Cancer Screening in the Medicare Population
Cary P. Gross, MD; Jessica B. Long, MPH; Joseph S. Ross, MD, MHS; Maysa M. Abu-Khalaf, MD; Rong Wang, PhD; Brigid K. Killelea, MD, MPH; Heather T. Gold, PhD; Anees B. Chagpar, MD, MA, MPH, MSc; Xiaomei Ma, PhD
JAMA Intern Med. 2013;173(3):220-226. doi:10.1001/jamainternmed.2013.1397. 
Conclusions 
The cost to Medicare of breast cancer screening exceeds $1 billion annually in the fee-for-service program. Regional variation is substantial and driven by the use of newer and more expensive technologies; it is unclear whether higher screening expenditures are achieving better breast cancer outcomes.

El costo que supone para Medicare el cribado del cáncer de mama supera los mil millones de dolares al año en el programa de pago por servicio. La variación regional es considerable y provocada por el uso de nuevas tecnologías más costosas. No está claro si el aumento de los gastos para cribado están logrando mejores resultados en la prevención del cáncer de mama.

El editor