domingo, febrero 23, 2014

uruguayez esperanzadora (rumbo al centro del siglo veintiuno)

"Acá no llega ni el terremoto, ni el tsunami, ni la gripe H20, ni el tren, ni nada" 
(dice uno de los protagonistas de Tiranos Temblad en el capítulo final de 2013)


Costa del Arroyo Mosquitos, Soca, Canelones-Uruguay

Lentamente se ha infiltrado en el cotidiano uruguayo la presencia de Tiranos Temblad: resumen semanal de acontecimientos uruguayos.
Algunos se refieren a Tiranos como programa, otros hablan de un fenómeno y muchos están atentos a su salida el domingo por la noche. Para el Ministerio de Turismo y Deporte fue fuente de inspiración publicitaria a partir del descubrimiento que Tiranos hizo del curioso tema de Igudesman&Joo, para muchos compatriotas anónimos ha sido una sorprendente vía de popularidad durante al menos una semana. 

"Gracias youtube por todo lo que me das"
Tiranos Temblad es un peculiar resumen de noticias elaborado en base a publicaciones disponibles en youtube sobre acontecimientos comunes protagonizados por uruguayos comunes a los cuales, cuando es posible, se los presenta por su nombre propio. Hay un formato base desde el cual se seleccionan las noticias más significativas como El momento incómodo de la semana, El momento wath the fuck!, El crack de la semana, La escena musical de la semana, entre otros. Se emite por un canal de youtube del mismo nombre.

Algunos datos: al finalizar 2013 Tiranos Temblad tenía 44 capítulos editados y más de 2.100.000 visitas en su canal (70.000 por programa en promedio) (Cabrera S. "Uruguay es el Mejor País". Diario El País, Montevideo: 2013, 28 dic). Como dice el periodista Sebastián Cabrera en la nota que publica en El País: "la novedad televisiva del año no está en la TV". Este estilo de producción independiente es una opción de los creadores que ya han rechazado ofertas de todos los canales de televisión uruguaya. -Cada producto artístico que se masifica tiende a "porquerizarse", dice Agustín en la misma nota. 

Tiranos temblad cultiva un lugar interesante, intersticial. No busca desconocer los grandes temas, pero no se ocupa de ellos. Prefiere los asuntos pequeños, la magia de lo cotidiano; ha logrado instalar un lenguaje que lo jerarquiza, que rescata y amplifica su absurdo, su humor, su ironía, su ternura, su vigencia. Lo que resulta interesante es que, al tiempo que practica un ejercicio de comunicación, de entretenimiento, de producción independiente, y que parece que sólo de eso se trata, va acumulando también en el plano de la construcción epistemológica del quehacer colectivo. 

Jerarquizar lo pequeño, lo nuestro, lo cotidiano, lo local, lo singular, es uno de los aportes de Tiranos Temblad, un subproducto de lujo, más allá del humor o la sonrisa para el domingo de noche (que ya es muchísimo). Probablemente no haya sido un objetivo central en la creación, pero seguramente esa dimensión es esencial en el pensamiento de sus autores, Agustín Ferrando y Fernanda Montoro. 
Cada edición de Tiranos Temblad nos hace reír, pero al mismo tiempo, nos ayuda a descubrir un mundo más próximo, más divertido, más sensible, más absurdo, más coloquial, más ridículo, que el que nos muestra el noticiero de la tele. Nos aproxima a una dimensión del mundo mucho más real y abundante que las noticias policiales y de las otras y, sobre todo, un mundo más "nuestro". Nuestro en el sentido de pertenencia y también de protagonismo, un mundo donde incluso la posibilidad  de cambiarlo parece al alcance de la mano. 
En este sentido, el contenido comunica, pero en Tiranos Temblad también hay un decir desde la forma, desde la opción libre y desmercantilizada y ese estilo de ir por la vida sin afán de trascender (y aún asi, inevitablemente, trascender, no exclusivamente en el reconocimiento personal a los creadores, ya inevitable, sino en ese espacio esencial donde todos quisieran incidir: la vida de la gente). 

El 14 de febrero la diaria publicó una extensa nota con entrevista a Agustín Ferrando, realizada por Ezequiel Rivero. Está en la sección Cultura, pero podría estar en cualquiera de las secciones de la diaria, y estaría bien. Es necesario leerla. 

El diálogo final de la nota es una síntesis sobre la uruguayez, a propósito de la contradicción entre el título del programa, procedente de la solemnidad del Himno Nacional, y el contenido tan cotidiano y banal de los videos. 

ER: "...Es como un "somos eso", no hay nada tan grande ni tan grandioso en Uruguay."
AF: "No hay nada que temer."

Tiranos Temblad es una provocación al protagonismo. Pareciera que cuando nos dice: "En Uruguay no pasa nada" y al mismo tiempo "Uruguay es el mejor país", en realidad está diciendo: -¡Uruguay sos vos!-.

Aquí se puede acceder al capítulo aniversario (dic 2013), y al especial de verano (enero 2014) de Tiranos Temblad.