¿Podrá la vacunación prevenir el cáncer de cuello de útero?

Arte en casa. Muro. Diciembre 2019

¿Podrá la vacunación prevenir el cáncer de cuello de útero? Efectividad y seguridad en la mira.

A todos los que siguen con atención la información científica sobre la vacuna contra VPH, quisiera recomendarles un par de artículos de reciente aparición. Uno de ellos es sobre efactividad y el otro analiza aspectos de la seguridad.


Este primer artículo publicado en Enero de 2020, revela de forma sistemática varios elementos que estamos comunicando desde hace bastante tiempo sobre la vacuna contra HPV, discutiblemente llamada vacuna contra el cáncer de cuello de útero.

Rees CP, Brhlikova P, Pollock AM. Will HPV vaccination prevent cervical cancer? J R Soc Med [Internet]. 2020 Jan 21 [cited 2020 Feb 2];0141076819899308. Available from: https://doi.org/10.1177/0141076819899308 

Se trata de una evaluación crítica de los ensayos publicaos sobre efiacacia en Fase 2 y 3. Deja en evidencia varios puntos controversiales, una carga importante de incertidumbre que de acuerdo a las palabras de los autores "socavan las afirmaciones de eficacia en estos datos" dejando incertezas y zonas de sombras a la hora de analizar la efectividad de la vacuna.

Tiene interesantes conclusiones sobre conclusiones ("outcomes") que toman variables subrogadas y sesgós metodológicos de los estudios.

Aspectos de este trabajo habíamos comunicado en las intervenciones sobre la vacuna durante el Congreso de Colonia 2018, particularmente Edgardo Sandoya abundó sobre la utilización de resultados intermedios dudosos para inferir  la efectivida como la reducción de las lesiones tipo CIN1. Aporta algún detalle de incertidumbre en otos aspectos como relatividad de la inmunidad cruzada, posibles sesgos en las conclusiones debido a las edades de las poblaciones en las que han sido realizados los ensayos que son incongruentes en casi todos los casos con las edades en que recomendamos la vacunación. Agrega algo mas sobre el efecto de "nido vacío", sobre el que tambien hemos ahondado previamente.

Publicaciones que hemos realizado sobre estos asuntos:

https://estancambiandolostiempos.blogspot.com/2019/06/cual-es-la-forma-menos-danina-para-la.html

https://estancambiandolostiempos.blogspot.com/2019/10/no-es-un-cuento-chino-tampoco-japones.html

El lado oscuro de la vacuna contra HPV: https://www.youtube.com/watch?v=ywfKyYZKi1c

Pizzanelli M, Jamoulle M. Vacunación contra el virus del papiloma humano a la luz de la prevención cuaternaria. Rev Bras Med Fam Comunidade. 2019;14(41):1800. https://doi.org/10.5712/rbmfc14(41)1800  

http://www.nogracias.org/2019/06/12/campana-para-exigir-transparencia-con-la-efectividad-y-seguridad-de-la-vacunacion-del-vph/


Siguiendo con el artíuculo les dejo aqui una traducción de las conclusiones de este artículo:

Esta revisión ha revelado muchos problemas metodológicos con los ensayos de eficacia de Fase 2 y 3 de la vacuna contra el VPH, lo que genera incertidumbre con respecto a la comprensión de su eficacia.

Comentarios sobre “outcomes” y sesgos metodológicos que entorpecen o invalidan conclusiones sobre eficacia.

Cáncer de cuello uterino: no está claro si la vacuna contra el VPH previene el cáncer de cuello uterino. Los ensayos no fueron diseñados para detectar este resultado, que lleva décadas desarrollar. Para la mayoría de los resultados, existen datos de seguimiento para un promedio de solo cuatro o cinco años.

CIN: existe evidencia de que la vacunación previene la CIN1; sin embargo, este no es un resultado clínicamente importante (no se administra ningún tratamiento). Los ensayos utilizaron resultados sustitutos compuestos que incluyeron CIN1, pero la alta eficacia contra CIN1 + (CIN1, 2, 3 y AIS) no significa necesariamente una alta eficacia contra CIN3 + (CIN3 y AIS), lo que ocurrió con mucha menos frecuencia. Hay muy pocos datos para concluir claramente que la vacuna contra el VPH previene CIN3 +. Es probable que la NIC en general haya sido sobrediagnosticada en los ensayos porque la mayoría se realizó mediante citología cervical a intervalos de 6 a 12 meses en lugar de a intervalos normales de detección de 36 meses. Esto significa que los ensayos pueden haber sobreestimado la eficacia de la vacuna ya que algunas de las lesiones habrían retrocedido espontáneamente.

Infección persistente por VPH: los resultados de la infección por VPH son difíciles de interpretar. Muchos ensayos diagnosticaron infección persistente sobre la base de pruebas frecuentes a intervalos cortos, es decir, menos de seis meses. Esto deja la incertidumbre sobre si las infecciones detectadas desaparecerían o persistirían y conducirían a cambios cervicales. En el programa actual de cribado cervical de Public Health England, los pacientes con VPH positivo pero citología negativa no se vuelven a analizar durante 12 meses.

Diferencias entre el ensayo y las poblaciones del mundo real: la mayoría de las personas en los ensayos eran mayores que los niños de 9 a 13 años a quienes normalmente se les ofrece la vacuna. Se ha estimado la eficacia en niñas de 9 a 13 años utilizando ensayos de inmunohibidaje / immunobridging (donde se miden los niveles de respuesta inmune) en lugar de utilizar resultados de eficacia clínica.60 No sabemos qué nivel de títulos de anticuerpos protegen contra el cáncer cervical y sus precursores, ni por cuánto tiempo la protección durará. De manera similar, los datos sobre los resultados para mujeres mayores de 24 años son limitados, y todos los ensayos, aparte del Ensayo de Vacunas de Costa Rica (CVT), tenían exclusiones sobre la elegibilidad relacionada con el historial sexual o el historial de verrugas genitales o enfermedad cervical, lo que limita la posibilidad de generalizar para ponerse al día con las poblaciones de vacunación. La epidemiología del VPH varía a nivel mundial. No se realizaron estudios de eficacia en África.

Protección cruzada y sustitución del tipo de VPH: existe incertidumbre acerca de si la vacuna proporcionará protección cruzada contra los tipos de VPH oncogénicos que no son el objetivo de las vacunas. También existe el riesgo de sustitución cuando un tipo de VPH oncogénico no vacunado llena el vacío dejado por la reducción de un tipo de VPH dirigido por las vacunas.

Consideraciones metodológicas: muchos ensayos incluyeron múltiples análisis de subgrupos de baja potencia, que aumentan la posibilidad de hallazgos falsos positivos. Todos los ensayos, excepto CVT, informaron efectos relativos en lugar de absolutos, que tienden a exagerar la eficacia, y ninguno proporcionó los números necesarios para vacunar.

Comentarios adicionales en este artículo de la web de Royal Society of Medicine: https://www.rsm.ac.uk/media-releases/2020/doubts-raised-about-effectiveness-of-hpv-vaccines/ 



El segundo artículo enfoca sobre la seguridad de la vacuna a traves del reporte de efectos adversos
El reporte de casos en VigiBase, de al menos 3 entidades, entre ellas fatiga crónica y sindrome de taquicardoa postural ortostática, han sido alamantemente mayores luego de la comercialización de estas vacunas y muy superior a los efectos adversos (EA) provocados por otras vacunas en mujeres en los rangos de edad en que se aplica esta vacunación. Este aumento de EA reportados siguió siendo mayor, incluso una vez que se excluyeron del análisis dos países icónicos por su perfil de efectos adversos como son Japón y Dinamarca.

Chandler RE, Juhlin K, Fransson J, Caster O, Edwards IR, Norén GN. Current Safety Concerns with Human Papillomavirus Vaccine: A Cluster Analysis of Reports in VigiBase®. Drug Saf [Internet]. 2017 Jan 1 [cited 2020 Feb 2];40(1):81–90. Available from: https://doi.org/10.1007/s40264-016-0456-3

VigiBase es una plataforma de la OMS para el reporte individual de casos relacionados con la seguridad de medicamentos gestionada por la Universidad de Upsala.

Un pequeño párrafo de las conculsiones: 

Además, se sugiere la notificación desproporcionada de este patrón de sintomatología en los informes posteriores a la vacunación contra el VPH en comparación con otras vacunas en mujeres de 9 a 25 años de edad. Esta desproporcionalidad se mantuvo incluso cuando aquellos países que informaron las señales de CRPS (Japón) y POTS (Dinamarca) fueron excluidos.
Una asociación causal entre estos EA y la vacuna contra el VPH sigue siendo incierta; Sin embargo, dada la gravedad médica de este problema de seguridad, creemos que un estudio más definitivo de los hallazgos presentados aquí es esencial para garantizar la confianza continua en la vacuna contra el VPH.

A leer...


Comentarios

Entradas populares